Frente al aumento de los casos de tortura a manos de agentes del Estado la CECT solicita la presencia del Comité Contra la Tortura de la ONU en Chile

A la Opinión Pública

Aterrorizada la opinión pública nacional, ha podido visualizar el video liberado por la Fiscalía de la VI Región, con el procedimiento completo que se aplicó a la detención y tortura, con resultado de muerte, de Juan Antonio González Echeverría, de 37 años, el 18 de octubre de 2021, a manos de carabineros de la Primera Comisaría de San Fernando.

Dicho video que fue exhibido en el tribunal muestra claramente como 3 funcionarios de Carabineros participan en prácticas de torturas hasta el asesinato de González Echeverría. No obstante, la Fiscalía encauza por “apremios ilegítimos” al cabo primero Marcos Bastías Velásquez, policía que asfixia al detenido hasta dejarlo sin vida, hecho por el que fue dado de baja por la institución. Con ello la Fiscalía desconoce la tipificación del crimen de tortura incorporada al Código Penal en el 2016. Lo peor, es que no son formalizados los otros policías presentes al no oponerse al procedimiento hecho por el cabo primero Bastías Velásquez. Ellos se convierten en cómplices de estos deleznables actos de tortura, pues no hacen nada para impedir el asesinato del detenido ni le prestan auxilio.  

Hechos como este se han repetido en variadas oportunidades en las dependencias policiales. Sin ir más lejos, está en nuestra memoria Mario Acuña, de 44 años, sometido a múltiples golpes por 3 Carabineros de Buin, quien quedó en estado de coma un mes, con un severo traumatismo encéfalo craneano y hoy está postrado a vida. Alex Núñez, 39 años, asesinado a golpes por Carabineros de la comuna de Maipú o el conocido caso de “crucifixión de detenidos” practicado por la 43° Comisaría de Peñalolén que amarraron a 4 detenidos a una antena para luego someterlos a tratos crueles. Todos estos han sido, entre otros menos conocidos, actos de torturas realizadas por agentes del Estado chileno.

A pesar de que el crimen de tortura no ha dejado de practicarse en las cárceles de adultos y también, desgraciadamente, en las cárceles donde se recluye a menores de edad, desde octubre 2019 y con el fin de acallar la protesta social, la tortura salió a las calles: nuevamente, se ha hecho cotidiana, se reproduce y multiplica en un contexto de clara impunidad que contribuye a normalizarla.

Seguir leyendo

DDHH de la ONU advierte incumplimiento del Estado chileno a las recomendaciones de protección de los derechos humanos, acceso a la justicia, reparación y medidas de no repetición, luego del estallido social


Fuente: Prensa Oficina Alto Comisonado ONU para los DDHH.

SANTIAGO (25 de octubre de 2021) – Chile muestra algunos avances, pero debe profundizar sus esfuerzos para abordar las violaciones y abusos cometidos a fines de 2019, según un informe presentado hoy por ONU Derechos Humanos. El documento es una actualización del informe elaborado por la misión técnica que visitó Chile en noviembre de 2019* y da seguimiento a la implementación de sus recomendaciones.

“Valoramos los esfuerzos del Estado para incorporar las recomendaciones que presentamos en 2019. Sin embargo, persisten obstáculos en el acceso de las víctimas a la justicia, reparación y garantías de no repetición, entre otros derechos fundamentales”, subrayó Jan Jarab, Representante de ONU Derechos Humanos en América del Sur

Entre tales obstáculos, el informe de seguimiento identifica que el derecho de reunión pacífica sigue regulado por el Decreto Supremo 1086 -que data de la época de la dictadura-, lo que en la práctica genera un sistema de autorización de reuniones pacíficas y permite dispersar reuniones no autorizadas. “Una de las principales lecciones de octubre de 2019 es la necesidad de incrementar la protección del derecho de reunión pacífica, confiriendo a las personas mayores garantías democráticas en línea con las normas de derechos humanos”, explicó Jarab.

Seguir leyendo

Informe final de La Misión de Observación Internacional por Garantías a la Protesta Social y Contra la Impunidad en Colombia – Misión SOS Colombia

Organizaciones migrantes y de DD.HH. protestan en la embajada de Colombia  contra represión policial « Diario y Radio Universidad Chile

La Misión de Observación Internacional por Garantías a la Protesta Social y Contra la Impunidad en Colombia – Misión SOS Colombia, integrada por 41 delegados internacionales -entre ellas la Comisón Ética Contra la Tortura de Chile-, de 12 países, quienes visitaron 11 regiones del país entre el 3 y el 12 de julio de 2021, entregó su informe final. La Misión SOS Colombia sostiene que lo ocurrido en Colombia en las últimas movilizaciones sociales, no puede observarse únicamente como uso desproporcionado de la fuerza por parte de la Fuerza Pública, sino que quienes han hecho uso del derecho a la protesta social han sido víctimas de graves crímenes contra la humanidad a la luz del Derecho Internacional de los Derechos Humanos.

En este informe se abordan las violaciones a los derechos humanos que se documentaron en el marco de la visita cómo fueron: homicidios selectivos, desaparición forzada, detenciones arbitrarias, violencias basadas en género – VBG, torturas, tratos crueles, inhumanos y degradantes -TTCID, judicializaciones arbitrarias, estigmatizaciones, persecuciones, y, la obstrucción a la labor de defensoras y defensores de derechos humanos, medios alternativos, fotógrafos y brigadas médicas y/o de salud.

Informe Final Misión SOS Colombia

La Misión recibió más de 70 informes producidos por organizaciones locales y regionales, documentó más de 180 denuncias directas de personas víctimas en el marco del Paro Nacional, observó y constató diferentes métodos de represión que configuran un escenario de graves y generalizadas violaciones de los derechos humanos en las regiones visitadas en el país. Concluyendo de manera preliminar que en las movilizaciones la Fuerza Pública utilizó técnicas de combate y guerra.

De igual forma, el informe identifica la presencia y funcionamiento de grupos paramilitares y analiza el papel de la Fuerza Pública, los gremios, empresas, y medios masivos de comunicación en relación con el tratamiento a la protesta social. Así mismo, se aborda la impunidad en los crímenes de Estado, el papel de la Fiscalía General de la Nación, el Ministerio Público y la Policía Nacional; y los efectos de la represión frente a la salud, alimentación, renta básica y vivienda, los impactos psicosociales y los afrontamientos.

Ante la situación de emergencia humanitaria y de grave crisis de los derechos humanos que ha constatado la Misión SOS Colombia, se plantean seis recomendaciones principales y cincuenta acciones inmediatas o medidas a corto plazo dirigidas al Gobierno y Estado colombiano, a las Instancias Multilaterales Internacionales, a las empresas y a la Comunidad Internacional.

Integrantes de la Misión SOS Colombia, entregarán detalles de los hallazgos, solicitudes y recomendaciones en rueda de prensa el próximo 7 de octubre a las nueve de la mañana hora en Colombia. Este espacio podrá verse a través de las páginas de Facebook de las organizaciones convocantes como Coordinación Colombia Europa Estados Unidos, Corporación Jurídica Libertad, la Fundación Forjando Futuros, el CINEP, el Comité de Solidaridad con Presos Políticos, entre otras.

El informe entregado será difundido a nivel internacional por las organizaciones y personas que participaron de dicha Misión, así como medios de comunicación internacionales, que han centrado su mirada en lo ocurrido en Colombia, cuestionando el accionar de la Fuerza Pública y las graves faltas a los derechos humanos y las garantías a los manifestantes por parte del Estado colombiano.

👁️ Conoce el documento aquí ⬇️
https://coeuropa.org.co/informe-final-mision-sos-colombia/

Migrantes en Chile: Tortura y otros Tratos Crueles, Inhumanos y Degradantes

Sergio Grez Toso@SergioGrezTosoToda la inhumanidad y la tristeza del mundo en esta fotografía tomada en Iquique luego de la vergonzosa acción de las turbas xenófobas.

Image

DECLARACIÓN PÚBLICA

La Comisión Ética Contra la Tortura denuncia al Estado de Chile como responsable de los graves hechos acontecidos en Iquique en contra las personas migrantes. En esa ciudad turbas de residentes atacaron a las familias migrantes con la complicidad de policías y autoridades gubernamentales. Los violentos quemaron las pertenencias de las personas migrantes actuando de manera racista, impulsados por ideas de odios y alentados por el previo violento desalojo de los migrantes operado por la fuerza pública. Cometieron sin duda tratos, crueles, inhumanos y degradantes contra las personas, sabiendo que contaban con la anuencia y complicidad de las autoridades policiales, civiles y militares. Las turbas no hubieran tenido esta conducta inhumana e ilegal de tortura pública si el Estado chileno no hubiera asegurado su impunidad.

Denunciamos al gobierno que negó toda política pública humanitaria a las personas migrantes.  Por el contrario, declaró desde su llegada al poder hace cuatro años que los expulsaría y les negaría derechos, declarándolos indocumentados para justificar el actuar represivo sobre ellos bajo la engañosa frase de «ordenar la casa». Esta escalada diseñada desde el Ministerio del Interior y aplaudida por grupos ultranacionalistas (que coloca a Chile en la galería de la infamia junto a La Noche de los Cristales Rotos, la niñez asesinada por Israel en Gaza, los látigos contra los migrantes haitianos en la frontera USA, etc.)   terminó por despojar a estas personas migrantes que se encontraban en Iquique no sólo de residencia y de un papel de identidad que les permite una supuesta integración, sino de quitarles la humanidad que todo ser humano tiene derecho por su condición de tal.

Exigimos al movimiento social declarar la firme convicción de oponerse al racismo, de no ser parte de los crímenes de odio que impulsa la ultraderecha. Al gobierno de los actuales herederos de la elite chilena,  -que antaño no dudó en entregar tierras robadas a los pueblos originarios a migrantes europeos y luego a los nazis y fascistas europeos arrancados de la segunda guerra, a los croatas que cometieron genocidios contra los pueblos Yaganes y Selkman en Punta Arenas y a los poderes económicos que nos han sometidos en todos estos años de neoliberalismo como los Luksic, Paulmann y otros migrantes que se han adueñado de Chile-, lo desafiamos  a que tenga el coraje de expulsar a esos migrantes en nombre la patria.

Llamamos al movimiento de solidaridad y de defensa de los derechos humanos a pronunciarse, urgentemente, ante esta feroz arremetida contra las personas pobres de América Latina que han venido en busca de trabajo y de un mejor porvenir. Movilizarse al norte podría ser una experiencia poderosa, como lo han hecho otros ciudadanos del mundo años atrás en Calais Francia, ocupando las calles para evitar el desalojo y la expulsión de personas migrantes declaradas ilegales atropellando con ello todos los tratados y convenciones internacionales sobre protección y defensa de los derechos humanos que Chile ha firmado. El Comité de Prevención de la Tortura en Chile dependiente del INDH, ante una situación de este tipo tiene la palabra.

Comisión Ética Contra la Tortura

Santiago de Chile en el Mundo 26 de septiembre de 2021

Protestas por muerte de inmigrante haitiano a manos de Carabineros en La Ligua el 31/08

Tenemos el deber de denunciar el aumento de la violencia racista hacia la población migrante haitiana.

Este martes  31 de agosto efectivos de la Primera Comisaría de La Ligua fueron autores de la muerte de un ciudadano haitiano en el sector de El Peumo, comuna de La Ligua. El hecho reconocido por la institución minutos más tarde. La Brigada de Homicidios de Los Andes informó, preliminarmente, que se abrió un procedimiento policial.

Denunciamos que hechos de este tipo no son mas que consecuencia de los discursos y posiciones antimigrantes y de la práctica del abandono institucional, expresado en obstáculos hasta en los más mínimos tramites regulares que los dejan en la indefensión sistémica.

«No tienen derechos por que son ilegales», dice erróneamente el gobierno y los criminaliza.  El resultado es claro: la violencia racista se da como objetivo una comunidad, la haitiana, constantemente agredida. Con el tiempo y la persistencia de los discursos de odio se ha llegado a matar y matar, sea que lo hacen  los carabineros o un ladrón para llevarse un celular.

La vida  de un migrante no vale nada bajo esa circunstancia.  Estamos asistiendo a una descomposición social producto de los discursos de odio racistas institucionales prolongados desde 2018. Intensificados este ultimo año con expulsiones masivas colectivas o con tener miles de niños migrantes irregulares.

Hemos llegado al dilema trágico de que sino se expulsa y se mete preso a los Carabineros que matan a los negros porque lo son, vamos enfrentar una situación bastante incontrolable a futuro. Para evitar esto, deben cesar ahora los discursos de odio y racistas sean de autoridades de gobierno nacional y local, de instancias legislativas y judiciales o de personas de la sociedad civil.

Juicio y castigo a los asesinatos racistas

Comisión Ética Contra la Tortura

30/09 Actividad en homenaje a Detenidas y Detenidos Desaparecidos y el inicio de la Campaña «De 30 a 30» un mes contra el racismo

Invitación acto

Cada 30 de agosto se conmemora el Día Internacional de las personas Detenidas Desaparecidas, fecha que además coincide con la detención en 2017 de Joane Florvil, joven madre haitiana, injustamente acusada y torturada, muriendo un mes después, en manos del Estado de Chile. Joane Florvil es el rostro de la campaña contra el racismo, “De 30 a 30”, que surge producto de la articulación de diversas organizaciones migrantes y defensoras de los derechos humanos, convocando durante un mes a múltiples manifestaciones.

El lunes 30 de agosto, en el frontis de Londres 38, espacio de memorias, se realizará a las 17:30 horas, el acto político cultural «Migramos para florecer, luchamos para no desaparecer», en conmemoración de lasy los detenidos desaparecidos en Chile, y para dar inicio a la campaña contra el racismo «De 30 a 30». Música, lectura de reseñas y otras expresiones culturales, serán parte de esta jornada.

De esta manera se busca visibilizar la deuda histórica de verdad y justicia que tenemos como sociedad, con las más de mil personas sobre las que se desconoce su destino final producto de los pactos de silencio aún vigentes y la complicidad de la institucionalidad a cargo de la investigación de estos crímenes.

Esta fecha además coincide con otro crimen que permanece impune: el 30 de agosto de 2017, fue detenida Joane Florvil, joven madre de origen haitiano, a quien le fue arrebatada su hija lactante, permaneciendo en dependencias de Carabineros, donde en circunstancias no aclaradas resultó con graves contusiones, falleciendo un mes después.

.Campaña De 30 al 30. Un mes contra el Racismo

30 de Septiembre: Día Contra el Racismo

El racismo es un sistema de dominación totalitario y un hecho social que contiene a una ideología que postula la desigualdad entre los seres humanos para provocar explotación; justificar castigos; ejercer persecuciones a comunidades específicas y racializar a mujeres, hombres y niños. Está anclado en la historia de las naciones, se estructura en la economía y la política y se manifiesta en leyes, reglamentos y decretos hasta hacerse visible en los encuentros cotidianos.

Joan Florvil

¿Qué es de 30 al 30?

Seguir leyendo

Organizaciones de la sociedad civil expresan preocupación por el grave cuestionamiento que vive el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH)

DECLARACIÓN PÚBLICA.

Las Organizaciones de la Sociedad Civil queremos expresar nuestra preocupación por el grave cuestionamiento que vive el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) y que la ocupación de su sede en Santiago no viene más que ratificar

Hacemos nuestro el petitorio de las organizaciones que participan de la ocupación y de aquellas que las respaldan y que en lo esencial demandan el reconocimiento por parte del INDH, de su consejo y del director, Sergio Micco, de la existencia de la prisión política en Chile y de las sistemáticas violaciones a los derechos humanos, cometidas desde el 18 de octubre de 2019 hasta hoy.

Crímenes de lesa humanidad e injusticias en el contexto de la revuelta social, que han dejado a cientos de jóvenes encarcelados en prisión preventiva, más de 400 víctimas de daño ocular, miles de heridos y heridas en protestas y en el que más de 40 personas han perdido la vida, muchas de ellas, asesinadas por agentes del Estado.

Consideramos que actualmente el INDH no responde a las expectativas y exigencias que la defensa de los Derechos Humanos impone a un organismo autónomo e independiente capaz de acoger y representar a quienes han sufrido la violación de derechos elementales.

Las ambigüedades, los silencios, las omisiones, la modificación de criterios de cuantificación de víctimas, son, entre otros factores, lo que hacen manifiesta la crisis de la institución. El posicionamiento débil ante el Estado, lamentablemente, opera como cómplice de los crímenes de ese Estado y sus agentes.

Seguir leyendo

Exposición de la CECT ante la Comisión de derechos humanos, verdad histórica, bases para la justicia, reparación y garantías de no repetición de la Convención Constitucional

A CONTINUACIÓN SE PUBLICA UNA SÍNTESIS DE LA EXPOSICIÓN DE LA COMISIÓN ÉTICA CONTRA LA TORTURA ANTE LA COMISIÓN DE DERECHOS HUMANOS, VERDAD HISTÓRICA, BASES PARA LA JUSTICIA, REPARACIÓN Y GARANTÍAS DE NO REPETICIÓN DE LA CONVENCIÓN CONSTITUCIONAL DEL JUEVES 19 DE AGOSTO DE 2021 EN EL EXCONGRESO NACIONAL

CONVENCIONALES:

La Comisión Ética Contra la Tortura (CECT) es una organización de derechos humanos de la sociedad civil chilena[1]. Desde el año de su fundación el 2001 luchó por la creación de una comisión de verdad y reparación de la tortura y la prisión política en dictadura, lo que culminó en la Comisión Valech. Paralelamente y con posterioridad al año 2005 ha desarrollado un trabajo de promoción de la prevención de la tortura en democracia, como también de denuncia activa de la represión y criminalización de la protesta social, especialmente la del pueblo mapuche, de los estudiantes de las poblaciones de las zonas de sacrificio de los ciudadanos protagonistas del estallido social de octubre de 2019 el cual abrió el nuevo período constituyente del cual hoy somos tributarios y actores.

Un resumen de nuestra palabra en esta Convención Constitucional, que reconocemos y saludamos como un grado muy alto de soberanía alcanzado por nuestro pueblo, es el siguiente:

1.- Para la CECT existen consensos generales en materia de universalidad y de un catálogo de derechos humanos hoy en Chile. La Declaración Universal de los Derechos Humanos nos liga una arquitectura de derechos universales inherentes a la dignidad intrínseca y determinada de la condición humana.

2.-Aspiramos entonces a que los derechos humanos contenidos en esta Declaración Universal sean garantizados y asegurados en la nueva Constitución para todas las personas, sin distinción de etnia, clase social, sexo, credo religioso, militancia política o lugar de nacimiento, haciendo así del principio de universalidad una expresión práctica para consagrarlos. Los principios rectores del derecho humanitario internacional, así como toda la normativa de protección de los derechos humanos, también deben verse reflejados en la Carta Fundamental futura y, por tanto, en una nueva definición del Estado y de su carácter.

3.-Por lo tanto se deben incorporar a la nueva Constitución los tratados internacionales ratificados en la materia, posicionándose con rango y jerarquía constitucional, subordinando de forma categórica al derecho constitucional y sus posibles interpretaciones al desarrollo y vigencia internacional de los derechos humanos. Es decir, ninguna norma legal interna deberá estar por sobre los consensos que como especie humana hemos alcanzado en la materia. Porque, a qué otra actividad debiera dedicarse el Estado, si no es a satisfacer y garantizar los derechos de sus ciudadanos.

4.- Es necesario que en el preámbulo de esta nueva Constitución se explicite el consenso de término y repudio absoluto al marco jurídico heredado por la dictadura cívico militar encabezada por Pinochet, que ha posibilitado que nuevamente se violen los derechos humanos en nuestro país, de forma sistemática y generalizada; y que en su parte dogmática ponga el centro del quehacer y de todas sus instituciones a los derechos humanos. Esto significará la mejor garantía de que los derechos humanos sean el objetivo principal de toda la actividad política e institucional en nuestro país.

5.- La CECT reconoce el complejo cuadro actual para un nuevo Pacto Constitucional, que permita establecer normas que limiten la violencia histórica y actual del Estado contra su propia población. Esto pone a la orden del día la subordinación del poder militar al poder civil, así como una refundación de los organismo legales y legítimos de coacción. Hoy se constata que aún no existen medidas a la altura de las circunstancias que frenen y pongan término al arco de violencia institucional generalizada. Es más, el Estado y sus fuerzas de coerción sigue mortificando la legítima protesta y movilización social, generando más lesionados, más detenciones arbitrarias y víctimas de trauma ocular.

Seguir leyendo

Carta de la comunidad de derechos humanos de Chile a la Comisión de DDHH de la Convención Constitucional por presencia en su seno de ex edecán de Pinochet y activo negacionista

Sorpresas de la Convención: un cómplice activo, el ex almirante Jorge  Arancibia, a la Comisión de DD.HH. – Correo de los Trabajadores

Santiago, lunes 2 de agosto de 2021


Estimada Coordinadora Manuela Royo
Estimado Coordinador Roberto Celedón
Comisión de Derechos Humanos Convención Constitucional


Remite: Comando Unitario de exPrisioneros Políticos y Familiares, y organizaciones firmantes


Distribución adicional: Casilla de ingreso de documentos Convención Constitucional


Las organizaciones de derechos humanos firmantes de esta carta felicitamos la conformación de la Comisión y su elección como coordinadores de esta importante instancia dentro de la Convención. Su trabajo es fundamental para sentar las bases de una constitución basada íntegramente en los principios e instrumentos internacionales de derechos humanos, entre ellos, la verdad, la justicia, la reparación, la memoria, y las garantías de no repetición de violaciones a los derechos humanos.

Es por ello que expresamos nuestra honda preocupación y molestia ante la impresentable participación en la Comisión de Derechos Humanos de la Convención Constituyente de Jorge Arancibia, quien ha tenido una trayectoria contraria a la defensa de principios fundamentales como el derecho a la verdad y a las garantías de no repetición. Por lo que, no responde a estándares éticos mínimos que deberían cumplir quienes asuman el desafío de trabajar la temática de derechos humanos en la Convención. Juzgamos esta situación como especialmente insultante para sobrevivientes y familiares de víctimas del terrorismo de Estado, y la repudiamos con todas nuestras fuerzas, mismas que sumamos a las voces de las organizaciones que ya manifestaran su repudio ante esta situación.

Seguir leyendo

MISIÓN S.O.S COLOMBIA: DELEGACIÓN CHILENA INTERPELA A UN PRONUNCIAMIENTO DEL ESTADO DE CHILE

ANTE CONVOCATORIA A SEGUNDA ASAMBLEA NACIONAL DE PARO EN COLOMBIA, LA DELEGACIÓN CHILENA DE LA MISIÓN S.O.S. COLOMBIA HACE UN LLAMADO AL ESTADO CHILENO A PRONUNCIARSE EN FAVOR DE LA JUSTICIA Y POR UN ALTO A LA REPRESIÓN A LA PROTESTA SOCIAL.

La delegación chilena que participó de la Misión Internacional de Verificación sobre la Situación de Derechos Humanos en Colombia declara:

Que, nuestra visita se realizó entre el 3 y 12 de julio, junto a otros 40 comisionados de diferentes países.

En intensas jornadas de trabajo, escuchamos presentaciones sobre contextos nacionales y subregionales y denuncias de violaciones a los derechos humanos casos en 9 Departamentos de Colombia.

Recibimos información de primera mano de organizaciones locales y regionales, como comités de paro, grupos estudiantiles, colectivos de mujeres, y organizaciones de derechos humanos y sindicales. Las y los comisionados también entrevistamos a funcionarios públicos.

Constatamos que el paro, las protestas y las manifestaciones se han caracterizado por ser mayoritariamente pacíficas, masivas y multicolores, destacando en ellas la diversidad cultural identitaria de la ciudadanía colombiana, expresada a través de marchas, expresiones artísticas como murales, encuentros musicales callejeros, velatones y tomas de espacios públicos.

Como respuesta estatal, pudimos verificar que, en forma generalizada y sistemática, obedeciendo a patrones de conducta comunes en todo el territorio nacional, se recurrió al uso de la violencia desproporcionada contra toda expresión de protesta social y abuso de las medidas sanitarias y decretos de toque de queda para restringir la libertad de reunión y de circulación.

La violencia denunciada incluía desde asesinatos, desapariciones, mutilaciones, agresiones con elementos antidisturbios, seguimientos y hostigamientos a dirigentes sociales y manifestantes, persecuciones, retenciones ilegales, violencia física de las y los detenidos en las comisarías, agresiones sexuales en las calles, amenazas verbales, la infiltración en los espacios universitarios, la violencia basada en género dirigida a castigar e inhibir la participación de las mujeres, entre otros.

Que los responsables directos de los actos denunciados son las policías militarizadas, las fuerzas paramilitares y otros agentes del estado junto a civiles no identificados.

Documentamos aproximadamente 180 denuncias que constituyen graves violaciones a los Derechos Humanos asociadas a la protesta social.

Pudimos recoger las experiencias y percepciones de una amplia gama de la población, especialmente de los sectores más vulnerados por las múltiples violencias, tanto las específicas en el contexto de la respuesta estatal al paro nacional, como las violencias estructurales e históricas que han caracterizado a cada región y el país. Entre éstas, las desigualdades económicas, el hambre, la falta de oportunidades para los jóvenes, en su mayoría afrocolombianos.

El control político en cada región lo detentan unas pocas familias poderosas dueñas de la mayor parte del capital a través de bancos, empresas y negocios, quienes tienen la hegemonía en términos de influencia política y contribuyen con el trabajo precarizado a que se las desigualdades económicas se mantengan y profundicen.

Al tenor de lo observado, declaramos que Colombia atraviesa por una grave crisis humanitaria y requiere en forma urgente un pronunciamiento del Estado chileno, como parte de la comunidad internacional, condenando los hechos de violencia hacia el pueblo colombiano y llamando a garantizar el derecho a la protesta social.

Manifestamos nuestra preocupación por los nuevos hostigamientos, amenazas de inmovilización y empadronamiento de vehículos que van en Caravana desde diversos territorios de Colombia hacia la ciudad de Cali para participar en la Segunda Asamblea Nacional Popular que se encuentra convocada para los próximos días.

Exigimos al gobierno colombiano garantías efectivas que aseguren el derecho a protesta y de reunión.

Asimismo, requerimos en forma urgente del pronunciamiento del Estado chileno, en tanto garante del proceso de Paz firmado hace 5 años y como parte también de la comunidad internacional, para que exija al gobierno de Duque el alto a la represión y garantice al pueblo colombiano el derecho a la protesta social. Las autoridades chilenas, las instancias parlamentarias y constituyentes, los organismos internacionales defensores de los derechos humanos deben expresar su condena a las violaciones a los Derechos Humanos en Colombia

MISIÓN CHILENA SOS COLOMBIA
Mariella Santana Machuca. Corporación de Promoción y Defensa de los Derechos del Pueblo, CODEPU
Andrés Vera Quiroz. Corporación de Promoción y Defensa de los Derechos del Pueblo, CODEPU
Karinna Fernández Neira, Forest Peoples Programme (UK)
Juanita Aguilera Jaramillo, Comisión Ética Contra la Tortura;
Matías Vallejos Gessell, Los Ojos Chile.