Declaración Coordinadora de Padres y Apoderados Maipú.

Como padres y apoderados comprometidos con la demanda de un cambio estructural al sistema educativo chileno hemos salido a manifestarnos junto a los jóvenes secundarios en marchas y protestas  en contra de la educación mercantilizada que  fue gestada en 1980 y consolidada bajo los gobierno concertacionistas.

En ellas hemos sido testigos y también víctimas de irregularidades por parte de funcionarios Fuerzas Especiales de Carabineros de Chile.

Lo primero es comenzar entendiendo que el derecho a  manifestar una opinión contraria a la política nacional, al gobierno, o a otros temas sociales de carácter reivindicativos, de denuncia u otros, son de acuerdo al derecho internacional No condenables bajo ningún punto de vista. Sin embargo este derecho nombrado incluso en la constitución de Pinochet es restringido mediante la aplicación de un decreto que impide manifestarse libremente, salvo “autorización”, en el caso de Santiago, de la Intendencia Metropolitana.

Según el protocolo bajo el cual se deben regir el actuar de carabineros, una marcha o manifestación “no autorizada” debe ser informada de su condición de tal por alta  voz por carabineros 3 veces antes de comenzar el llamado “procedimiento”, lo que no es más que la disolución de la manifestación mediante gases lacrimógenos y aguas servidas con componentes altamente tóxicos de los cuáles no sabemos ni composición química, ni efectos . Durante el pasado año cuando el coronel (r) Cristián Labbé, hoy alcalde de la comuna de Providencia anuncia que se cancelarían las  matrículas en los liceos de la comuna a los jóvenes que no tuvieran como residencia la comuna de en Providencia, los secundarios junto a sus padres protestaron frente a esta medida, marchando desde Plaza Italia a la Municipalidad ubicada en  Avenida Pedro de Valdivia. En esa ocasión  se espero durante más de dos horas que los representantes de los liceos involucrados fueran recibidos por el alcalde cuestión que NO sucedió. Ese día nos reunimos alrededor de 500 manifestantes. Sin mediar provocación alguna, ni aviso por parte de FF.EE el carro lanza agua procedió a disolver esta manifestación, dejando en evidencia la falta al protocolo de  aviso. El resultado es obvio y los chilenos informados lo conocen.

Carabineros de Chile, sean estos de funcionarios pertenecientes a Fuerzas Especiales o no, proceden a revisar arbitrariamente mochilas y bolsos, deteniendo a los jóvenes sin necesidad alguna antes de que éstos logren llegar a reunirse.  Este “procedimiento” por parte de carabineros es arbitrario y discriminatorio. El menor debe abrir su mochila, y a criterio ( o antojo) del carabinero es detenido o no.

Durante los meses de Diciembre, Enero y lo que llevanos del presente ,el actuar de FF.EE se ha endurecido aún mas. Fuertes contingentes de patrullas, carros lanza aguas, carros lanza gases, buses de detención y furgones de traslado de imputados rodean el lugar de encuentro de las convocatorias a marchas y manifestaciones, mientras carabineros revisa y requisa mochilas, bolsos, lienzos, carteles, etc.

Otras irregularidades que queremos denunciar es la No identificación con la que miembros de FF.EE de carabineros actúa frente a los manifestantes, impidiendo su reconocimiento por nombre  y rango. Hoy carabineros actúa de una forma no solo ilegal sino que también  anónima. Muchos de ellos ni siquiera llevan el número que los identifica como funcionarios en la parte posterior  de su casco.. Al manifestante se le detiene durante la disolución de la marcha , pero también antes , violando el derecho a reunirse libremente en sitios públicos como plazas o plazoletas. Los jóvenes y los adultos no somos emplazados a retirarnos del lugar, somos “obligados” a retirarnos de lugares de libre tránsito
de forma grosera y altamente violenta.

Otra arbitrariedad   es la detención de  jóvenes transeúntes, ellos no están participando de los denominados “desórdenes públicos” palabras con las cuales la prensa a ayudado a criminalizar las manifestaciones, son detenidos sin cargos, pero más grave aún es que a éstos no se les comunica el motivo de su detención en ninguna oportunidad. Es mas , incluso a los padres o tutores legales se les evita comunicar el cargo por detención cuando este es solicitado, vulnerando uno de los derechos básicos del detenido.

Entre el momento de la detención y la entrega del detenido a la comisaría pueden transcurrir varias horas. Este hecho tampoco es regulado. Nos pasamos de comisaría en comisaria buscando a los secundarios, pidiendo los nombres de los jóvenes, las edades y los cargos por los que están detenidos o como ellos dicen “retenidos”.sin saber si esto es una figura legal que se ajuste a derecho.

Largas y angustiosas han sido las esperas, en la 3ra. Comisaría de Santiago, en la 2da.comisaría de santiago y en la 21na. comisaría de Estación Central. Primero en espera de que carabineros “burocratice” el proceso de identificación del detenido, para saber si nuestro hijo o hija esta en  ellas. Lo que si sabemos es que carabineros no tiene un plazo estipulado por ley para entregar una lista de detenidos, tampoco esta obligado a hacerla, ellos solo están en obligación de avisar a sus tutores legales, padres o familiares directos que se responsabilicen y se hagan presentes en las comisaría para darles la información. Así y todo cuando éstos llegan, paradójicamente la información requerida por los padres no les es entregada hasta varias horas después.

Durante el pasado jueves 2 de Febrero, después de la manifestación convocada desde  Plaza Los Héroes hasta el frontis de la Universidad de Santiago, concurrimos a la tercera comisaria  ubicada en Pasaje Fernández  Albano Nro.165. Antes de que llegáramos carabineros había cerrado el acceso con vallas papales impidiéndonos acercanos a la comisaría. Tampoco dejó pasar. a los observadores de DD.HH que concurrieron al lugar, situación que se regularizó después que los observadores pidieron hablar con el oficial a cargo.
Posteriormente nos trasladamos a la 21na. comisaría de Estación Central, lugar en donde FF.EE entregó otra cantidad  de jóvenes.

Fuimos acompañados por tres licenciados en ciencias jurídicas de la Universidad Central y miembros del grupo de Defensoría Estudiantil , a los que se sumo más tarde  un abogado de Defensoría Popular. Durante ese día, que comenzó  pasadas las 12 horas, el último detenido, sin cargo a control de identidad, fue dejado en manos de su padre o tutor legal a las 11 y media de la noche. Durante ese día la 21 comisaría se lleno de padres pidiendo informarse sobre la situación de su hijo o hija. Durante ese día fueron detenidos 111 manifestantes, de los cuales mas alrededor de 50 fueron llevados a la 21.

Fui testigo de que a la señora Tatiana Dodis no se le permitió ver a su hijo. El joven fue trasladado desde un retén móvil patente Z-4823 tres horas después de su detención, arguyendo que el menor se “negaba” a verla., cuestión que NO se ajusta a derecho pues el menor no estaba en calidad de incomunicado, cuestión que solo determina un juez . Horas mas tarde y frente a las protestas constante de la señora Tatiana, se le permitió la entrada a los calabozos. Ella constató que su hijo presentaba lesiones, a pesar de que el parte médico obtenido por carabineros durante el procedimiento de “constatación de lesiones” informaba que el menor no presentaba lesión alguna.

A las 19 horas y frente a una espera interminable y la constante petición de los padres de saber si su hijo o hija se encontraba detenida en el lugar, carabineros de las 21 comisaría entrega una lista  con los nombres.

Durante ese día y frente a las irregularidades de las que fuimos advertidos por los abogados que nos acompañaron, se hicieron presentes en horas de la tarde el Juez de Garantía Sr. Sergio Padilla y la Defensora de Menores Sra. Francisca Heresi. Una vez que ellos se retiraron del lugar el procedimiento de entrega del menor volvió a la lentitud acostumbrada.

Pasadas las 20 horas carabineros llama a los padres de los menores detenidos para firmar  los documentos que acreditan identificación y cargo, la lista no contaba ni siquiera con las edades y no separaba a los menores de edad de los mayores.

Queremos denunciar que:

Primero: El actuar disuasivo de FF.EE en y durante las marchas y manifestaciones, se ha brutalizado a límites solo vistos durante la dictadura de Pinochet.

Segundo: Que por lo visto los funcionarios de Carabineros de Chile en las comisaría no esta al tanto de los protocolos de detención, no los conoce y si lo hace no los respeta.

Por lo tanto exigimos como padres un pronunciamiento oficial del director general de la institución Sr. Gustavo Adolfo González Jure frente a éste hecho. La puesta en conocimiento público del protocolo de detención al cual debería ceñirse carabineros, FF.EE y funcionarios en servicio en las comisarías. El respeto a los derechos del detenido. Y el respeto a los acuerdos en materia de derechos humanos firmados que el Estado chileno frente a los organismos internacionales.

La ley que el Sr Ministro del interior  Rodrigo Hinzpeter manda al congreso con carácter de urgente  y conocida bajo ese nombre NO NECESITA SER APROBADA  CON ALGUNAS REFORMAS POR LA COMISIÓN DE ORDEN Y SEGIRIDAD DE LA CÁMARA DE DIPUTADOS, LA LEY TAMBIEN LLAMADA LEY ANTI TOMAS Y QUE CRIMINALIZA LA PROTESTA SOCIAL YA ESTA OPERANDO DE FACTO.

Santiago11 de febrero 2012.

Claudia Vergara  Carvajal
Claudia Acevedo Reyes.

Coordinadora de Padres y Apoderados Maipú.
cordinadoramaipu@gmail.com

Declaración en PDF

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: