DECLARACIÓN PÚBLICA: AYSEN

Los Observadores de Derechos Humanos de la Red de Sitios de Memoria y Organizaciones de Derechos Humanos, informamos y declaramos ante la opinión pública  lo siguiente:

Las formas de la acción policial sobre la protesta social de Aysen han sobrepasado los límites admisibles, ya que hemos presenciados y recibido testimonio del uso desmedido de la fuerza policial que se constata en lo siguiente:
Carro lanza aguas se interna dentro de pasajes de población, disparando agua dentro de las casas.
Lanzamiento de bombas lacrimógenas dentro de casas y a tiro tendido, directo al cuerpo.
Disparo de balines de acero a quemarropa.


Hemos constatado un registro en el hospital de Aysén de al menos 22 personas atendidas por contusiones de bastones de carabineros, asfixia por efecto de los gases antidisturbios, impactos de bombas lacrimógenas y balines en el cuerpo y cara.
Se destaca el caso de un bebé de apenas nueve meses que tuvo principios de asfixia debido a que las bombas lacrimógenas fueron disparadas al interior de su vivienda, el niño fue llevado al hospital de Aysén.

Hemos recibido el  testimonio de personal médico del hospital de Aysén que se han presentado en los lugares de las manifestaciones y han atendido al menos 60 personas por los mismos motivos ya descritos.
El caso más impactante es del Sr. Teófilo Haros, de 49 años de edad, quién recibió a quemarropa disparos de balines de acero en su rostro y pecho. Fue trasladado al hospital Salvador de la capital, ha perdido su ojo derecho, tiene balines de acero alojado detrás del ojo izquierdo e impactos de balines en el pecho.
En el hospital, personal de carabineros lo obliga a firmar un documento, colocando su  huella digital.
Es elocuente su testimonio, ya que el carabinero que le dispara le dice, estando él en el suelo, “aquí te rematé”, y le dispara en el pecho, y en seguida, estando él en el suelo, lo golpean con pies y culata del arma.
Su diagnóstico antes de entrar a pabellón fue el siguiente: paciente se encuentra estable con pronóstico reservado, y presenta un cuerpo extraño intraocular izquierdo, con daño del nervio óptico en estudio. También posee una fractura de pared superior de la órbita del ojo derecho, un traumatismo encéfalo craneano frontal derecho, abierto, con hematoma asociado en evolución, y heridas torácicas superficiales.
Sus familiares han viajado a Santiago para el cuidado de Teofilo y tener información de primera mano.

Entendemos como un deber de la ciudadanía organizada, el ejercicio de cautelar el pleno respeto a los derechos humanos, la vigencia de la libertad de expresión, del derecho a reunión y a participar en manifestaciones públicas, todos ellos elementos esenciales de una sociedad democrática. Por lo tanto, demandamos:
–    El cese inmediato de la represión y de la criminalización de la protesta social que se ha realizado en Aysen.
–    La concurrencia de la Comisión de Derechos Humanos del Senado y de la Cámara de diputados a la región de Aysén, que investigue y sancione a los responsables de los hechos antes mencionados, y que busque una salida política el conflicto, ante la sola respuesta represiva de pate del poder ejecutivo.
–    Al Instituto Nacional de Derechos Humanos a que se presente y ejerza su mandato.
–    Al ministerio de salud que investigue e informe públicamente los efectos de la represión sobre la población de Aysén.
–    El respeto de parte del gobierno de los compromisos internacionales contraídos por nuestro país en materia de Derechos Humanos.

OBSERVADORES DE DERECHOS HUMANOS  DE LA RED DE SITIOS DE MEMORIA
Y ORGANIZACIONES DE DDHH
Casa Memoria José Domingo Cañas – Comisión Ética Contra la Tortura – Londres 38, espacio de memorias – Corporación Parque por la Paz Villa Grimaldi – Colectivo 119, familiares y compañeros.

observadoresddhh@hotmail.com
Twitter: @obsDDHHcl
Facebook: observadores Ddhh Chile
http://www.observadoresddhh.org
Santiago de Chile, 19 de febrero de 2012.

Una respuesta

  1. La sociedad civil chilena se rebela por la forma represiva del gobierno frente a las demandas sociales expresadas por el pueblo de la Patagonia chilena. El envío de tropas militarizadas de policía a Aysen, antes de negociadores que realmente intenten resolver los problemas y no esconderse trás las acciones violentas de las fuerzas policiales, se vuelve a repetir. Las lesiones irreversibles contra un individuo que se encontraba PACIFICAMENTE en la vía pública, me refiero al Sr. Teófilo Haro, quien está ahora en estado grave con lesiones por violencia injustificable, uso de armas de fuego y golpes deben llevar a una severa investigación por la Justicia Civil -los crímenes cometidos por carabineros no deben por razón de legitimadidad alguna- ser procesados por la Justicia Militar. Esta, sabemos, actúa con un sesgo sistemático que promueve impunidad a estos actos de lesa humanidad. Y esa lista es demasiado larga…
    La militarización ha seguido a la criminalización de las demandas y está transformando Aysén, de hecho, en un campo de batalla que produce heridos y aleja las posibilidades de resolver un conflicto social que cualquier gobierno, genuinamente demócratico, debería poder resolver en favor de los derechos humanos que el pueblo exige.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: