COBARDIA, IMPUNIDAD Y TRAICION

Desde al año 2006, el Ministerio Público inició una investigación por la colocación de bombas explosivas de ruido en distintos lugares del país, y que fue dirigida por el Fiscal

Xavier Armendáriz.  Su objetivo era identificar a los responsables y a la posible red de vinculaciones que pudiera existir entre ellos y otras organizaciones.  Después de cuatro años y medio de investigación y producto de la detonación de uno de estos artefactos en la inmediaciones de la casa del Presidente de la República, el Ministro del Interior, en abierta intromisión en un ámbito que no le corresponde, pidió al Ministerio Público “apurar” la investigación para obtener resultados concretos y controlar el “incipiente terrorismo”.   Seguir leyendo