Carta de Luisa y Manuel

Queridas amigas y amigos
Compañeras y compañeros
                              
“…los años pasan sí, la vida no,  El mundo estalla hermoso alrededor, … los años pasan sí, el fuego no, El fuego volverá en los hijos del sol…”     (S. Rodríguez)
                              
 Sí, es verdad, porque a pesar de todos los pesares, Manuel y yo seguimos aquí y ahora viviendo, y nuestro vivir no se puede medir por años, sino más bien porque hemos tratado de hacerlo plenamente y conservando siempre nuestro norte, sin tomar atajos. Por supuesto,  hemos caído muchas veces, y en muchos aspectos,  pero la vida se ha impuesto siempre en nosotros, descubriendo nuevas formas de hacerla más  interesante, conociendo otras vidas que han saltado a este espacio con más fuerza, con formas de vivir antiguas, -pero nuevas para nosotros- y que nos han tocado el corazón, invitándonos a seguir con ellos en el eterno quehacer de acercamiento a la esquiva utopía de “la mujer y el hombre nuevos”, “de la vida plena para todas y todos”.
Amadas y amados, es en este espíritu de búsqueda de la vida plena y de rechazo al sometimiento, que nos atrevemos a invitarlos a participar con nosotros en la conmemoración del “29 de marzo”, día en que cayeron Eduardo y Rafael Vergara Toledo, nuestros amados hijos, y el día de todos los jóvenes combatientes, mujeres y hombres, que han caído en esta lucha dura y tan desigual contra un sistema infame que busca envilecernos entre sus tentadoras garras. El día de los jóvenes combatientes de hoy que continúan enfrentando al enemigo, a pesar de todas las muertes, a pesar de todas las cárceles, a pesar de todos los sufrimientos y peligros.
Los esperamos con nuestro corazón lleno de amor.
Manuel Vergara y Luisa Toledo   (Padres de Rafael, Eduardo y Pablo Vergara T.)
 Marzo de 2013
(Adjuntamos Programa de Actividades)

Una respuesta

  1. Manuel, Luisa, soy Francisco Lara, soy hijo de Francisco Lara Ruiz miembro del GAP, asesinado a los 22 años por el ejercito de chile, tuve el honor de compartir un almuerzo en su hogar en la villa francia a principios de los noventa, en ocasión del congreso de la fedefam, yo tenia mas o menos la edad de mi padre a su muerte, en aquella ocasión pude entender muchas cosas de la historia de este pais, de sus dolores perpetuos, entendi de su ejemplo como canalizar la rabia, el dolor, y encauzarlos por sendas de lucha y compromiso, ademas soy musico, y participare en las actividades del dia del joven combatiente en Talca mi ciudad, les mando saludos desde el sur.
    continuen siendo un ejemplo de compromiso, como lo han sido para mi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: