Declaración Pública en apoyo a la AFEP

images

En  relación a las declaraciones de la ex Presidenta de la República en torno a la reapertura del proceso en torno a la muerte de su padre, general Alberto Bachelet, tras torturas infligidas en la Academia de Guerra de la Fuerza Aérea (AGA), en 1974, en dicho período bajo la dirección del general Fernando Matthei, ex Comandante en Jefe de la FACH y miembro de la Junta Militar.  El general Matthei ha sido llamado a careo con soldados que eran guardias de la AGA en ese entonces. Consultada la señora Bachelet sobre esta situación, ha respondido que se trata de un problema llevado adelante “por una agrupación de personas” que se preocupan de situaciones similares a la de su padre, pero sin la participación de su familia. 

Al respecto, la Comisión Ética contra la Tortura (CECT-Chile) declara lo siguiente:

1º la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos (AFEP) no es “una agrupación de personas”, como despectivamente ha sido calificada, sino que  es una organización que ha luchado por verdad y justicia frente a los crímenes cometidos por la dictadura militar-empresarial en contra de sus seres queridos.  Es ésta una entidad que merece el mayor respeto tanto por la causa de su existencia como por la calidad moral que ha alcanzado en los largos años de lucha contra la impunidad.

2° La señora Bachelet debe comprender que la actuación del Poder Judicial es imperativa y no puede ser objeto de disputa electoral, ni de negociación política.  En materia de crímenes de lesa humanidad, un tribunal de la República tiene la obligación de tomar todas las decisiones necesarias ante la sola posibilidad de que un espacio de verdad logre plena claridad respecto de crímenes de lesa humanidad, como son los crímenes por tortura acontecidos en Chile.

3º Los mecanismos y procedimientos legales para investigar y procesar a los violadores de derechos humanos son esenciales, pero no bastan por sí solos para acabar con la impunidad.  Es indispensable la voluntad política para adoptar las medidas en todos y cada uno de los crímenes de  padecidos por motivos políticos..  La señora Bachelet, dada su investidura, debería dar ejemplo de afán de justicia por el crimen sufrido por su padre y otros tantos militares y civiles chilenos a manos de quienes aún se mantienen en la impunidad y frente a los cuales, quienes dirigen e integran la AFEP, han dado lecciones de coraje.  Nadie tiene que dar explicaciones por solicitar todas las investigaciones necesarias para aclarar los crímenes cometidos durante la dictadura militar.  Menos digno es buscar la aquiescencia de los sectores políticos y empresariales que fueron partícipes y  se han beneficiado de aquello.

4º La Comisión Ética contra la Tortura (CECT-Chile) reitera que los crímenes de lesa humanidad son imprescriptibles e inamnistiables. Esto significa que la búsqueda de verdad y de justicia es una responsabilidad absoluta y permanente de la sociedad y, quienes han ejercido altos cargos o aspiran a ellos, deben demostrar consistencia moral y responder ante Chile y su pueblo, así como también al Consejo de Derechos Humanos de la ONU que, en su reunión de mayo de 2008 en referencia a Chile, estipuló un cuestionamiento a la labor incompleta de las Comisiones de Verdad, puesto que dejaron muchas víctimas afuera.  En este punto, la señora Bachelet posee grados de responsabilidad  no asumidos.

 

Comisión Ética contra la Tortura (CECT-Chile).

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: