Medida cautelar urgente por mapuche en huelga de hambre

Una medida cautelar en favor del adolescente mapuche G.V.M., quien desde el 13 de mayo se encuentra en huelga de hambre, fue solicitada a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos por la Fundación ANIDE y la Red de Infancia y Juventud ROIJ Chile. La iniciativa busca evitar un agravamiento del estado de salud del joven, en prisión preventiva desde hace ya diez meses en el Centro de Internación Provisoria y Centro de Reclusión Cerrado (CIP-CRC) del  Sename en  Chol Chol, Región de la Araucanía. Con la medida cautelar se espera que la Comisión se pronuncie sobre su situación, y que le solicite al Estado de Chile dar cumplimiento al petitorio de G.V.M., consistente en concretar su traslado a la cárcel de Angol, módulo de prisioneros políticos mapuche específicamente, y en el aceleramiento del juicio en su contra en el cual pretende probar su inocencia.

La salud de G.V.M. se ha ido deteriorando en el curso de las últimas semanas, pese a lo cual el joven mantiene su decisión de ayuno para exigir su traslado a la cárcel de Angol para estar más cerca de su familia y convivir con personas de su cultura: “Desde esta cárcel de menores de Chol Chol, pido a todas las personas e instituciones que entiendan mi necesidad de estar cerca de mi tierra, de mi comunidad, de mi familia”, señalaba en un comunicado público el pasado 19 de junio. “Como joven mapuche, mantener estas relaciones a diario son parte de nuestra sangre, de la educación entregada por nuestros abuelos. Si bien en esta cárcel de menores hay jóvenes de mi edad, no tenemos nada más en común que la edad. Yo necesito seguir fortaleciendo mi identidad, debo reconocer que son jóvenes de realidades y necesidades distintas. Necesito conversar cada mañana con algún peñi sobre mispewma (sueños), conversar sobre nuestros procesos, conocer más de nuestra historia territorial, familiar. Y acá, a más de tres horas de viaje, en otro territorio, una vez por semana, es imposible”,

El joven inició su ayuno como medida de presión para agilizar la causa en que se encuentra imputado del crimen de un parcelero ocurrido en  San Ramón, comuna de Ercilla, el 1 de septiembre de 2012, cuando todavía tenía 17 años. El plazo inicial de investigación fue de cuatro meses pero G.V.M. lleva ya diez meses en prisión preventiva, lo mismo que otros dos jóvenes mapuche imputados como autores. G.V.M. reclama el derecho a probar su inocencia y sostiene que su reclusión es parte de la persecución que vive la comunidad Wente Winkul Mapu, de la que forma parte, por sus reivindicaciones territoriales.

Comunicaciones ANIDE

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: