Declaración CECT: Nos negamos a morir por el Olvido

IMG_1335DECLARACION PUBLICA: 26 DE JUNIO, DIA INTERNACIONAL DE APOYO A LAS VICTIMAS DE LA TORTURA EN CHILE  Nos negamos a morir por el Olvido

Ante la conmemoración del 26 de Junio, día instituido por Naciones Unidas para homenajear a las víctimas de la tortura, la Comisión Ética Contra la Tortura declara lo siguiente:

1.-  Lamentamos que la tortura, crimen de lesa humanidad siga presente en nuestro país; en lo que va corrido del año, varias son las personas que han perdido la vida a manos de agentes policiales del Estado, quienes en la mayor parte de los casos, los han golpeado hasta extinguirles la vida; a este respecto podemos hablar de lo acontecido con Iván Victorino Vásquez, asesinado a golpes el 2 de mayo de 2014 en las dependencias de la 3° comisaría de Chile Chico en XI región; Camilo Zúñiga Chamorro, muerto el 6 de mayo de 2014 en el furgón de la 11° comisaría de Lo Espejo, RM; dijeron que se suicidó usando los elásticos de su ropa interior; su madre Patricia Chamorro dijo que las heridas que presenta el cuerpo de su hijo, no fueron realizadas por elásticos. Profusamente conocida fue la muerte de Jorge Aravena Retamales, detenido en febrero 2014 en Rancagua, también en un furgón policial que lo dejó en castigo, 7 horas a pleno sol y en pleno verano… 

2.- Con ello queremos decir que en Chile, la tortura no es un asunto del pasado ni concierne sólo a la dictadura; el hecho que aún muera gente de esta manera implica que la tortura es un crimen de lesa humanidad completamente instalado entre las prácticas policiales que debe ser definitivamente erradicada. La profundización de la democracia y las garantías de mayores derechos, debe ir acompañada en nuestro país del desafío de conformar sus fuerzas policiales y fuerzas armadas apartadas de las ideologías que construyen enemigos internos para encontrar sentido a su razón de ser. Ya es hora que los cuerpos armados de nuestro país dejen de ver a la ciudadanía como un sector a reprimir y donde la tortura es el instrumento a utilizar. También es necesario poner término al envío de soldados y policías a la Escuela de las Américas y el cierre de la base militar de Estados Unidos en Con-Cón, así como también, se requiere la derogación de las disposiciones legales y reglamentarias que establecen “obediencia debida”, porque su mantención favorece la subsistencia de la aplicación de tortura por policías y militares.

3.- Para la Comisión Etica Contra la Tortura, ya es hora que los poderes del Estado dejen de omitir sus responsabilidades ante estos graves hechos y dejen de seguir fabricando instrumentos para dejar los actos de tortura en la impunidad, no sancionarlos y alejar la Justicia para las víctimas.

4.- A nuestro juicio, toda sociedad democrática debe rechazar la tortura, investigarla y erradicarla de la formación de las policías y militares; ese es el desafío ético que las autoridades políticas, legislativas y judiciales no pueden seguir evadiendo en Chile; se hace necesario de una vez por todas instalar uno o más Mecanismos de Prevención de la Tortura y resulta primordial y de toda urgencia, la implementación de la Comisión Nacional de Prevención de la Tortura, así como instancias permanentes de calificación de las víctimas y archivos abiertos y públicos.

5.- Así mismo, urge adoptar la definición de tortura en nuestro ordenamiento jurídico, que se modifique el Código Penal y se adecue a la Convención contra la Tortura y otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes a fin de tipificar y sancionar el crimen de tortura sin que medie la Justicia Militar.

6.- Resulta imperativo, derogar la disposición de la Ley de Reparaciones Nº 19.992, que facilita la impunidad de las torturas cometidas durante la dictadura, prohibiendo a los Tribunales de Justicia que puedan acceder a los testimonios entregados a la Comisión Nacional sobre Prisión Política y Tortura e impidiendo que las víctimas accedan a la JUSTICIA.

7.- Tal como lo ha señalado la Corte Interamericana de Derechos Humanos, Chile debe derogar el Decreto Ley de Amnistía de 1978 (ley 2191), porque obstaculiza la posibilidad de sancionar los crímenes de tortura cometidos entre el 11 de septiembre de 1973 y el 10 de marzo de 1978.

8.- Se requiere de la aprobación de una ley que establezca los derechos y deberes de la población penal y restrinja el abuso de poder de gendarmería de Chile para con los familiares de las personas recluidas, porque no se debe permitir que dichos agentes del Estado agreguen gratuitamente más dolor que al que ya viven esas familias.

9.- Finalmente, la Comisión Ética contra la Tortura ha compartido la aseveración del Presidente de la Comisión Nacional sobre Prisión Política y  Tortura, obispo de la Iglesia Católica Sergio Valech, en el sentido de que “para el derecho, el bien jurídico supremo es la vida humana”, por lo que “no pueden quedar crímenes impunes sin poner en peligro todo el orden jurídico”, por todo ello, tenemos el derecho a no ser silenciados y a tener presencia en la historia y por todo eso es que seguiremos hablando contra el olvido, contra la muerte, por la memoria y por la vida y nos negamos a morir la muerte del olvido.

 

COMISION ETICA CONTRA LA TORTURA

26 DE JUNIO 2014, DIA INTERNACIONAL DE APOYO A LAS VICTIMAS DE LA TORTURA

 

Comisión Ética Contra la Tortura – CECT

13 años luchando contra la Tortura en Chile
Huelén 164, 1er piso.
Providencia
Santiago, Chile
www.contralatortura.cl

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: