El plan psicológico de la CIA aplicado en Venezuela: 8 pasos de la tortura.

 

Resultado de imagen para garras de usa en venezuela

Resumen Latinoamericano*, 19 de febrero 2019.

En la antigüedad, parte de la estrategia denominada ‘asedio’ tenía por objeto vencer al oponente por desgaste psicológico.

Las noticias que llegan sobre la movilización de tropas estadounidenses a Colombia, así como las declaraciones del propio Trump, solo buscan desplegar una campaña de sometimiento psíquico para vulnerar lo que en Washington consideran es el centro del poder y la estabilidad de Venezuela: la Fuerza Armada Nacional Bolivariana.

Los laboratorios de guerra psicológica en EEUU entienden que, en estos momentos, no pueden seguir exprimiendo la psiquis de la clase media opositora, pues lo próximo en acontecer es la demencia total, no la acción de calle como lo esperan. Desde su punto de vista, la neurotización al extremo podría terminar causando estados de parálisis que poco convendrían a los escenarios alternos de desestabilización que planifican —guarimbas, asesinatos selectivos, terrorismo, etc—.

Para la clase media la receta es otra, es la latencia, la dosis medida y equilibrada de malestar sistemático y permanente que siga macerando la programación neuro-espiritual aplicada durante 20 años. Esperar el momento sin desconectarlos del odio. Espesar la aversión al chavismo con golpes económicos, con mensajes en las redes sociales y otros medios de comunicación que alertan sobre la futura falta de gasolina y alimentos, con el supuesto secuestro de niños, en resumen: con la alteración permanente de los sentidos para anularles la racionalidad y el juicio. Seguir leyendo