¿Es correcto enviar una carta «imaginaria» a Maduro en nombre de Salvador Allende?

Resultado de imagen para la moneda en llamas 1973Por Jorge Magasich. Lunes 25 de febrero 2019. Diario Digital Radio Universidad de Chile.

Utilizando un sorprendente estilo, el escritor Ariel Dorfman tomó hace unos días la iniciativa de redactar una “carta imaginaria” de Salvador Allende al Señor Presidente Nicolás Maduro.[1] El autor de Para leer al Pato Donald. Comunicación de masas y colonialismo  (con Armand Mattelart) y de La muerte y la doncella, afirma sentir la obligación de imaginar los consejos que el Presidente de Chile (1970-1973) habría podido prodigar a su actual colega venezolano, quien considera Allende un héroe y un modelo.

Tal método suscita una interrogante de índole ética. ¿Es aceptable atribuir al Presidente mártir una opinión sobre el actual gobierno de Venezuela, incluso si ésta es presentada como “imaginaria”?

Antes de intentar una respuesta, examinemos su contenido.

A diferencia de los que se ensañan contra Nicolás Maduro negando toda similitud entre Chile de 1973 y Venezuela de 2019, Ariel Dorfman reconoce semejanzas entre la desestabilización del gobierno chileno y la que está actualmente en curso contra el gobierno venezolano.

En 1973 –explica– Nixon, Kissinger y las multinacionales estadounidenses conspiraron contra Chile. Hoy, Trump, Pence, Pompeo et Elliot Abrams, dirigen la maniobra. Pero con un objetivo bastante limitado: “expulsarlo a Ud., el Presidente constitucional de Venezuela, por la fuerza de las armas”. La “Carta” no dice que los conspiradores quieren destruir el proyecto redistributivo chavista para permitir que sus multinacionales se apoderen del petróleo (esta palabra no figura). Seguir leyendo