Análisis de Fundación Sol sepulta proyecto de pensiones del Gobierno

Politika Felipe Menares Velásquez

Un completo análisis realizó el investigador de Fundación Sol, Marco Kremerman, sobre el proyecto de ley del Gobierno para introducir cambios al sistema de pensiones. Este lunes, el economista fue categórico al proyectar que la iniciativa piñerista no generará cambios significativos para quienes ya están pensionados ni para los trabajadores/as que pasarán a retiro en los próximos años.

“Chile tiene que plantearse buenas pensiones, no mejorar las pensiones, de acuerdo al costo de vida de Chile. Nadie está pidiendo pensiones a la sueca ni a la danesa, o sea, que permita financiar el costo de vida de Chile y estamos muy lejos de eso”, expuso Kremerman en la comisión del Trabajo de la Cámara de Diputados.

En este sentido, el representante de Fundación Sol dio a conocer un duro diagnóstico sobre la situación de los jubilados en el país. El investigador habló de “crisis o caos previsional” y de un modelo con “resultados desastrosos”. A modo de ejemplo, indicó que a diciembre de 2018, la mitad de las 684 mil pensiones de vejez fueron menores a 151 mil, incluido el Aporte Previsional Solidario (APS).

Incluso, en personas que cotizaron entre 30 y 35 años, la mitad de las pensiones fue menor a $296 mil, es decir, inferior al salario mínimo, que esta semana alcanza un valor de $301 mil. “O sea, aquí tenemos un problema global. El sistema no está funcionando para los que no cotizan, por razones obvias, ni para los que cotizan bastante, porque no estamos llegando a valores referenciales mínimos para satisfacer el costo de vida”, sostuvo el economista.

Los paupérrimos resultados del sistema de capitalización individual también se expresaron para los 124 mil nuevos pensionados del año 2018. La mitad de ellos obtuvo pensiones inferiores a $48 mil, sin APS, según datos de la Superintendencia de Pensiones.

Por el lado de la tasa de reemplazo, es decir, a qué porcentaje del último sueldo corresponde el monto de la pensión, el escenario también es deprimente. Si la promesa del sistema era una tasa de 70%, la realidad indica que “la mitad de las personas está sacando menos de un 20% de su ultimo salario. Esto sube a un 43% con el APS”, precisó el experto.

¿Mejorar las pensiones actuales y futuras?

Según el texto ingresado al Congreso por el Gobierno, al séptimo mes de aprobado el proyecto, la Pensión Básica Solidaria [permite a quienes no tienen derecho a pensión acceder a un monto de $107 mil] subirá un 10% y el Aporte Previsional Solidario [que se da para jubilados con pensiones muy bajas] un 15%.

Sin embargo, Marco Kremerman observó que si el proyecto se aprobara en agosto, en marzo de 2020 se realizaría el reajuste de 10% para la Pensión Básica Solidaria (PBS). Sin reforma, es decir, si la PBS solo se reajustase por IPC cada julio, llegaría en el año 2024 a $128 mil. Con la reforma en régimen, para el año 2024, las personas entre 65 y 69 años tendrían una PBS apenas superior a los $140 mil; aquellas entre 70 y 74 años llegarían a $152 mil y las de 85 o más a $190 mil. “Con la reforma de pensiones propuesta por el Gobierno, hay que esperar a 2024 y llegar a los 80 años para tener una mejora en la Pensión Básica Solidaria superior a los $40 mil”, enfatizó.

Visto desde otra perspectiva, la PBS para el primer tramo (65-69 años) alcanza el 35,6% del salario mínimo ($301 mil). Con las “mejoras” propuestas por Piñera, esa proporción incluso bajaría, llegando a 34,8%. En cuando a la PBS para el tramo de 85 años o más, dado que tiene un reajuste mayor, aumentaría de 35,6% a 46,9% del salario mínimo, pero aun así, no completa ni la mitad, destacó el investigador.

Otro aspecto del proyecto del Ejecutivo contempla a aumentar gradualmente la tasa de cotización en cuatro puntos porcentuales, pasando del 12,8% actual (10% para cuenta individual; 1,27% para comisión AFP; y 1,53% correspondiente al Seguro de Invalidez y Sobrevivencia) a casi 17% (la tasa promedio de la OCDE alcanza el 18,4%).

traduce este cambio en mejores pensiones? El economista de Fundación Sol manifestó sus dudas al respecto y apuntó a la sostenida caída de la rentabilidad. Poniendo como ejemplo el valor de la variable para el Fondo C, Kremerman relevó que durante la década de los ochenta, la rentabilidad real promediaba un 12%. Para el decenio siguiente, descendió a 9,93%; para la década de los 2000 cayó a 5,72%; mientras que en lo que llevamos de la presente, la rentabilidad alcanza un pobre 3,73%.

Esto último es preocupante, más aun cuando el propio Gobierno reconoce en su texto que “un punto menos de rentabilidad promedio real anual durante la vida laboral, significa entre un 18% a 20% menos de pensión”. De esta manera, explicó el experto de Fundación Sol, una persona que entregó 14% de su renta para su cuenta individual podría tener incluso una pensión más baja que alguien que haya cotizado 10%.

“Solo para mantener la actual tasa de reemplazo mediana, que hoy en Chile está en torno al 35-37%,  para las personas que tienen 30 años de cotización, se necesitaría una tasa de cotización de 18% para cuentas individuales y una tasa global de 21%, solo para mantener las tasas de reemplazo actuales, que son paupérrimas”, comentó Kremerman.

“Uno esperaría que el sistema de pensiones de un país se adapte a la realidad de las personas y no que las personas tengan que adaptarse a las AFP”, agregó el investigador.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: