Carta de la Cancillería a la Comisión Interamericana de DDHH: continúa deriva anti derechos humanos del régimen de Piñera

Resultado de imagen para CIDH

A continuación se entrega la declaración pública de la CECT ante carta a la Comisión Interamericana de DDHH firmada por los gobiernos Chile, Brasil, Argentina, Colombia y Paraguay poniendo en cuestión el Sistema Interamericano de Protección de  DDHH.

A Chile no le cabe otra opción que aceptar el fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) que condenó en el 2014  al Estado Chileno por la violación de los derechos humanos de los Mapuche en el Caso  conocido como  Norín Catrímán y otros.

1.- Estado de Chile fue condenado en el año 2014 por la Corte IDH  por la violación de los derechos fundamentales de un grupo de Lonkos Mapuche, condenados por terrorismo por la Justicia chilena y en donde se ordena que “El Estado debe adoptar todas las medidas judiciales, administrativas o de cualquier otra índole para dejar sin efecto, en todos sus extremos, las sentencias penales condenatorias emitidas en contra de los señores Segundo Aniceto Norín Catrimán, Pascual Huentequeo Pichún Paillalao, Víctor Manuel Ancalaf LLaupe, Florencio Jaime Marileo Saravia, Juan Patricio Marileo Saravia, José Huenchunao Mariñán, Juan Ciriaco Millacheo Licán y la señora Patricia Troncoso Robles”.

La condena dictada por tribunales chilenos  había sido apelada a la Corte IDH en el año  2004 por parte de los Mapuche afectados, toda vez que Chile es firmante de la convención americana de derechos humanos lo que implica la aceptación por parte de los Estados firmantes de la Corte IDH como tribunal de última instancia y al mismo tiempo que la Convención  obliga al cumplimiento de las resoluciones judiciales de dicho tribunal supranacional.

2.- En virtud de estas obligaciones derivadas de la convención interamericana la Corte Suprema de Chile inició el presente año de 2019, con algo de atraso, el proceso de cumplimiento de la condena a Chile de la Corte IDH que mandaba la anulación del proceso contra los Lonkos conocido como “Caso Norín Catrimán y Otros”. En palabras del Presidente de la Corte Suprema de Chile  Haroldo Brito porque: “En la actualidad resulta impensable un control jurisdiccional que desatienda la aplicación de los tratados internacionales o los estándares elaborados para los órganos de control de los tratados, puesto que si algo distingue a la jurisprudencia actual es ser más proclive a la integración del derecho internacional de los derechos humanos en la decisión de los casos”.

3.-El gobierno de Chile al tanto de esta decisión hizo pública su posición en relación las medidas de otro poder del Estado, el judicial, respecto a iniciar un proceso de anulación de la condena de los Lonkos Mapuche en tribunales nacionales, ordenada por la resolución de la Corte IDH. En la declaración la Cancillería, que luego suma al Ministerio de Justicia, da a conocer que Chile envió a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, de la cual depende la Corte IDH,  junto a Argentina, Brasil, Colombia y Paraguay, una comunicación en la que le solicitaron respetar el “margen de autonomía” de los países para asegurar el respeto a los derechos de sus ciudadanos. En la misiva los cinco gobiernos proponen  que:

  • Tanto la Corte como la Comisión Interamericana, apliquen de forma estricta las fuentes de derecho internacional en la resolución de los casos sujetos a su conocimiento.
  • Se abstengan de intervenir ante los Estados en materias de promoción y protección de los derechos humanos, alegando que el principio de subsidiariedad como base de distribución de competencias exige que los Estados asuman sus propias responsabilidades en materias de protección y promoción de derechos.
  • Estiman que el sistema interamericano debe respetar el que los Estados gocen de un razonable margen de autonomía para resolver las formas más adecuadas de asegurar derechos y garantías, como formas de vigorizar los procesos democráticos.
  • Y finalmente, reclaman como importante el debido conocimiento y consideración de las realidades de los Estados por parte del sistema interamericano y la necesidad de que las formas de reparación guarden una debida proporcionalidad y respeten los ordenamientos constitucionales y jurídicos de esos Estados.

4.- La Comisión Ética Contra la Tortura considera  que la conducta del régimen chileno lesiona gravemente la legitimidad del sistema de interamericano de protección de los derechos humanos, toda vez que intenta desconocer las atribuciones de la Corte IDH, dejando a  merced solo de los regímenes nacionales la otorgación de justicia, cuando precisamente las personas, los niños, los grupos sociales e indígenas, comunidades y territorios que han sido objeto de la violación de sus derechos humanos por esos Estados, han encontrado como única vía de justicia la Corte Interamericana. Como fue el caso del juicio en Chile de los Lonkos  Mapuche.

Igualmente, en la postura del gobierno  y sus aliados regionales, se observa una grave intromisión en las atribuciones de otros poderes del Estado,  dispuestos a aceptar y darle cauce a las resoluciones de la Corte IDH como es el caso del Poder Judicial y a salvaguardar la potestad de rechazo, aprobación o modificación de un tratado internacional, como es el caso del Poder Legislativo chileno.

Como organización de defensa de los derechos humanos de la sociedad civil, hacemos un llamado a las personas y organizaciones a seguir presentando demandas a la CIDH cuando consideren que no han obtenido justicia: esa es, en muchos casos de impunidad de las agencias del Estado, una vía posible, justa y necesaria de justicia. Al mismo tiempo valoramos como positivo y apoyamos el camino trazado por la Corte suprema de Justicia de llevar adelante un proceso de aplicación en Chile de las resoluciones de la Corte IDH, especialmente en el Caso Lonkos. Del mismo modo exigimos que el régimen chileno retire dicha comunicación a la Comisión IDH y que haga saber en las instancias constitucionales y legales chilenas, y con la debida transparencia pública, su postura frente al sistema de protección de derechos humanos interamericano que actualmente nos rige.

Comisión Ética Contra la Tortura.

Santiago 23 Abril 2019.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: