Declaración pública de la Fundación Helmut Frenz de educación en derechos humanos frente a la grave crisis por la que atraviesa Chile.

DECLARACIÓN PÚBLICA

Lo que en un comienzo fueron manifestaciones de legítima desobediencia civil generadas por estudiantes secundarios, debido a la reiteración del alza de los pasajes de locomoción pública, y el consiguiente llamado a la evasión de dicho pago, ha desembocado en una masiva situación crítica en todo el país.  Ante la ausencia de capacidad gubernamental para superar la crisis, lo que ha significado su profundización, la Fundación HELMUT FRENZ considera lo siguiente:

1º El llamado a la evasión del pasaje de locomoción constituye el culmen de las impostergables transformaciones estructurales que requiere el país.  Los problemas se han acumulado debido a las bajas pensiones, arbitrarios y excesivos cobros en servicios básicos de luz, agua, transporte, medicamentos, educación, salud, vivienda, bajos salarios y corrupción endémica en todos los niveles, entre otros.

2º Es una falacia de parte del Gobierno el calificar la protesta social como expresión delincuencial, además de las expresiones agresivas y amenazantes del Presidente de la República al declarar “estar en guerra contra enemigos poderosos”.  Lo real es que se ha producido una justa explosión social por la extrema desigualdad existente en el país.  Por tanto, es absurdo el énfasis que las autoridades y los medios de comunicación han puesto en los desmanes, en circunstancias que son generados por la desigualdad y la injusticia institucionalizada.

3º Como entidad de educación, formación y documentación en derechos humanos, bajo la inspiración del testimonio y el pensamiento del obispo luterano y defensor de derechos humanos Helmut Frenz, exigimos al gobierno de Chile:

a)   Incorporar a las decisiones a ser adoptadas, a las organizaciones sociales que han desarrollado los movimientos de desobediencia civil, dada la carencia de presencia de los partidos políticos que, al igual que el Gobierno, no han estado a la altura de los desafíos que deberían asumir.

b)   Cesar el Estado de Emergencia en todo el país, así como el toque de queda, puesto que ello propicia la represión hacia el pueblo. Aumenta la indignación que un General de Ejército pueda decidir y disponer de las libertades individuales de la población.  El país y el mundo conocen la tragedia que ha padecido el pueblo de Chile bajo la tiranía militar.

c)    Promulgar con suma urgencia una “Ley de equidad social”, estableciéndose diferencia de remuneraciones que nunca superen diez veces las más altas a las más bajas, tal como ha recomendado la Organización de Naciones Unidas.

d)   Pactar con los grandes empresarios y transnacionales esquemas de responsabilidad social para que las ganancias sean proporcionales y equilibradas de acuerdo a la situación del país.

e)   Cambiar de orientación a la política gubernamental, lo que implica la salida de los responsables ministeriales debido a su pérdida de credibilidad y confianza ciudadana.  Si el Presidente de la República no cambia de rumbo, debe dar paso a una fórmula que abra camino a la gobernabilidad que hoy no existe en el país.

f)    Llamar al desarrollo de una Asamblea Constituyente para proceder a la generación de una nueva Constitución.

g)   El gobierno debe garantizar el respeto a los derechos humanos.  Por tanto, debe hacerse pública la nómina de las personas que han fallecido a raíz de las protestas o eventuales ejecuciones extrajudiciales, quienes han sufrido detenciones arbitrarias, además de explicitar aquellas situaciones en que se ha hecho uso excesivo de la fuerza, entre otras violaciones a los derechos humanos.

4º Como defensores y educadores de derechos humanos, movidos por la Palabra de Dios y por profundas convicciones de la razón democrática, reiteramos la exigencia al Presidente de la República, quien habitualmente invoca a Dios, que asuma las responsabilidades ante el Pueblo en el que radica la Soberanía.

Hacemos nuestras las palabras del profeta, que expresa la irracionalidad y repugnancia el convertir la justicia en principio de malestar: “¿Acaso los caballos corren por la roca o se ara con buey en el mar?  Pues vosotros habéis convertido el derecho en veneno y el fruto de la justicia en ajenjo”. (Amós 6, 12).

Fundación HELMUT FRENZ.

Santiago de Chile, 22 de octubre de 2019.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: