Evento en línea. 49 periodo de sesiones del Consejo de Derechos Humanos de la ONU. La tortura contra los pueblos indígenas una realidad invisibilizada.

ONU: ¡Que Estados Unidos cierre Guantánamo!

Por Elena Rusca corresponsal del diario Clarin de Chile. 16 Marzo, 2022.

Manifestación contra el cierre de Guantánamo en Estados Unidos en 2012

Durante la 49ª sesión del Consejo de Derechos Humanos, Fionnuala Ní Aoláin, Relatora Especial sobre la promoción y protección de los derechos humanos y las libertades fundamentales en la lucha contra el terrorismo, pidió a los Estados que se aseguren de que el legado de detenciones secretas, entregas y torturas posterior al 11 de septiembre no se olvide y que sus consecuencias actuales se aborden de frente. Entre todos los pedidos estaba también el cierre de Guantánamo.

En 2010, cuatro mandatos de procedimientos especiales produjeron un estudio conjunto único sobre las prácticas mundiales en relación con la detención secreta en el contexto de la lucha contra el terrorismo.

El Relator Especial sobre la promoción y protección de los derechos humanos y las libertades fundamentales en la lucha contra el terrorismo, el Relator Especial sobre la tortura y otros tratos crueles, inhumanos y degradantes, el GT sobre la detención arbitraria y el GT sobre las desapariciones forzadas o involuntarias habían sido acusados ​​respectivamente por el Consejo de Derechos Humanos para abordar las diversas dimensiones de la detención secreta que entraban dentro del ámbito de sus mandatos.

En un informe al Consejo de Derechos Humanos, Fionnuala Ní Aoláin, Relatora Especial sobre la promoción y protección de los derechos humanos y las libertades fundamentales en la lucha contra el terrorismo, explicitó una evaluación de los 20 años de violencia, separación, detención y trauma sufridos por cientos de hombres detenidos después de la “guerra contra el terror”, y abordó el fracaso de los Estados para implementar las recomendaciones del estudio conjunto de 2010.

En particular modo, la relatora destacó las experiencias de los que fueron llevados al sitio de detención en la Bahía de Guantánamo, Cuba, y enfatizó que 39 hombres musulmanes continúan detenidos en este sitio en condiciones que cumplen con el umbral legal de tortura, trato cruel, inhumano y degradante según el derecho internacional.

Seguir leyendo